VIAJE A LA PATAGONIA. EXPERIENCIAS Y SENSACIONES PERSONALES. Del 05 al 14 de Abril 2014

Al cabo de unos años he vuelto a repetir el viaje a la Patagonia Argentina.

Un viaje de sensaciones distintas en cada lugar y minuto.

Empecé el viaje por el terreno salvaje y cautivante del Calafate que ha estado en las fantasías de muchos aventureros de todos los tiempos. Es el último rincón de la famosa Cordillera de los Andes.

El Calafate es uno de los lugares más visitados de la provincia de Santa Cruz. Paisajes sumamente amplios que culminan con el majestuoso Glaciar Perito Moreno

Aún mirándolo desde las pasarelas que están al frente cuesta imaginar el tamaño de esta impresionante masa de hielo.

El sonido de cada desprendimiento de hielo estremece y el color turquesa pálido del lago asombra.

Después de 3 días en el Calafate fui a Ushuaia para embarcar en el Crucero

Vía Australis para navegar durante 3 días. Empezamos la navegación por el Canal Murray y bahía Nassau llegando al parque Nacional Cabo de Hornos. Importante ruta de navegación para los veleros entre los océanos Pacífico y Atlántico. Conocido como el fin del mundo. Charles Darwin desembarcó en Bahía Wulaia en 1833 para observar uno de los asentamientos más grandes de los nativos canoeros Yámanas.

Lugar de gran belleza por su vegetación de bosque magallánico en el que crecen lengas, coigüe, canelos y helechos.

Continuamos nuestra navegación ingresando al fiordo Garibaldi, canal Beagle y Glaciar Pía donde accedimos desembarcando en una zodiac y nevando bordeamos el glaciar.

Impresionante la navegación por la “Avenida de los Glaciares”.

Cantidades de hielo de todas las formas y de tonalidades entre blancos y azules. Las formas son esculturales semejando animales reales, animales fantásticos, grandes fantasmas y murallas de hielos inmensas.

Realmente no podías pensar en nada más que ver, observar y oír el silencio que puede proporcionar el contemplar la naturaleza en su grado más majestuoso e impresionante.

Desembarcando en Ushuaia termina nuestra aventura austral. La madre naturaleza ha sido muy amable con nosotros. Descubrimos la maravillosa belleza de estas tierras de leyenda, apreciamos la biodiversidad de Patagonia, penetramos en el bosque nativo y admiramos el hielo ancestral de los glaciares de Cordillera Darwin.

Finalizado el crucero volamos hacia Buenos Aires. Allí visitamos la ciudad conocida como la “Reina del Plata”, el Barrio de los Olivos, Plaza de Mayo, San Martín y Alvear, Avenidas Corrientes, De mayo y 9 de Julio. Barrios como la Boca, San Telmo, Palermo y Recoleta y Puerto Madero.

El alojamiento en Buenos Aires ha sido en el Hotel Alvear Art. Una innovadora propuesta hotelera avalada por la trayectoria del clásico Alvear Palace Hotel. Situado entre las calles Avda. Santa Fe y la famosa calle Florida.

Siempre es un placer volver a visitar Buenos Aires.

Ha sido un viaje lleno de emociones, experiencias.  Realmente la Naturaleza a un grado tan superlativo puede relajar tu mente y espíritu de tal manera que puedes sentirte con una paz impresionante.

Es un viaje recomendable e importante para personas con espíritu viajero

Rosa Mª Cos.

Diploma Cabo de Hornos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *