VIAJE A ARGENTINA, CHILE E ISLA DE PASCUA. Lagos, desiertos y moais.

Este mes de agosto hemos hecho nuestro viaje de todos los veranos a Buenos Aires, Chile e Isla de Pascua.

Empezamos por la cosmopolita Buenos Aires que siempre se deja repetir, los barrios de Recoleta, Palermo Soho y Palermo Hollywood, Puerto Madero, el barrio de la Boca, sus tangos en Rojo Tango etc.

Continuamos en avión hacia Bariloche y ya con nuestra ropa de invierno paseamos por esta bella población bajo la nieve.

Luego hicimos el cruce Andino. Espectáculo maravilloso de la naturaleza, lagos, montañas, volcanes: los Andes. Frontera de Argentina con Chile bajo una gran e inolvidable nevada.

Puerto Varas es una de las ciudades más pintorescas del sur de Chile. Ubicada en la ribera del Lago Llanquihue, es una de las ciudades favoritas de los chilenos.

La isla de Chiloé con sus casas-palafitos es el único lugar conocido del mundo donde se reúnen Ballenas azules para alimentarse.

Seguimos por Puerto Montt, Santiago, Valparaiso y Viña del Mar. Aquí ya tuvimos un poco de calor. Es imprescindible hacer la ruta de los vinos de los valles de Maipo, Casablanca y Colgua y hacer una cata de sus famosos vinos chilenos. Nosotros hicimos la cata en las bodegas Veramonte en Casablanca. Muy interesante. Su mejor Caldo  PRIMUS y su mejor cepa Cardenere. ¡¡¡Excelente !!!

Volamos hacia Calama para ir a San Pedro de Atacama en mitad del desierto del mismo nombre. Tierra de indígenas cuyo pueblo vive de las minas, la agricultura y de un turismo muy particular. Visitas fantásticas al Valle de la Luna y de la Muerte, Geisers del Tatio, Termas de Puritama, El Gran Salar, Lagunas altiplánicas Miscanti y Meñique a 4.500 msnm., lagos de color azul turquesa rodeados de volcanes.

El desierto florido de Atacama es un fenómeno climático único en el mundo que se produce entre los meses de Septiembre y Noviembre. El desierto se ve invadido de plantas autóctonas que colorean las secas arenas de intensos tonos violetas, modados y amarillos.

En el desierto de Atacama se encuentra el proyecto astronómico de más envergadura del mundo. El proyecto ALMA.

Y como último salto acabamos en la Isla de Pascua. ¿Fascinante?, pienso que es una experiencia única poder ver los MOAIS y con la suerte de haber tenido una guía muy entendida en  historia y arqueología nos explicó in situ las varias teorías que hay sobre la “no historia” de los MOAIS.

Los misteriosos MOAIS, esculturas de piedra repartidas por toda la isla, la mayoría de ellas fueron esculpidas en las canteras el volcán Rano Raraku. Algunas tienen hasta 8 metros de alto.

Con la visita a La Isla de Pascua y la magia de sus Moais, terminamos este fantástico viaje de Agosto 2016 en el que todos los que participamos formando un pequeño grupo muy compacto y en el que entre todos pusimos lo mejor de cada uno para mantener un ambiente excelente durante todo este largo viaje, pudimos ver paisajes fascinantes y experimentar vivencias muy enriquecedoras, aparte de desconectar y de reírnos un montón. Nos lo pasamos muy bien. A todos: ¡¡¡ muchas gracias!!!

Ha sido un viaje para adquirir conocimientos, compartir experiencias, practicar risoterapia, relajar la mente y descansar el espíritu.

Rosa Maria Cos                                                                          septiembre 2016

Leave a Reply