F. L. Wright, una excusa para viajar

Frank Lloyd Wright fue uno de los principales maestros de la arquitectura de los Estados Unidos del siglo XX, conocido por la arquitectura orgánica y funcional de sus diseños.
Destacamos los destinos más interesantes en los Estados Unidos donde disfrutar de sus mejores obras:

Fallingwater en Mill Run, Pennsylvania. Alrededor de una hora y media al sureste de Pittsburgh encontramos la obra maestra, de Frank Lloyd Wright, una espectacular casa de piedra, hormigón y vidrio erigida sobre una cascada.

Oak Park en Chicago: La casa y estudio del artista.

La  casa de  Darwin D. Martin en  Buffalo, New York: Wright diseñó un complejo residencial único para un adinerado hombre de negocios que recibió el estatus de  Monumento Histórico Nacional en 1986.

La casa Robie en  Chicago, Illinois: terminada en 1910 es  uno de los diseños más notables de la arquitectura moderna de Estados Unidos.

Taliesin: Spring Green, Wisconsin: a partir de la construcción inicial en 1911 hasta la  muerte del arquitecto en 1959, los edificios de la finca estaban  en continua renovación a través de las nuevas construcciones.

Hollyhock House en Los Ángeles, California: fue construida como la residencia de Aline  Barnsdall, hija de un millonario  productor de petróleo que utilizó su fortuna para acciones filantrópicas del mundo de la cultura y el arte.

Taliesin West en Scottsdale, Arizona.  Vale la pena desviarse del centro de Scottsdale para visitar el que fue el hogar de arquitecto Frank Lloyd Wright y la escuela de invierno desde 1937 hasta su muerte en 1959.

Historic Park Inn Hotel en Mason City, Iowa: el único hotel de Wright que sigue en pie. El edificio sufrió una renovación  integral y reabrió sus puertas en  2011. Este  boutique hotel y centro de conferencias ofrece 27habitaciones de las cuales no hay dos iguales. Para una experiencia más nostálgica puede alojarse en  una Suite histórica restaurada a su estado original cuando el hotel abrió sus puertas en 1910.

Guggenheim Museum en New York: en el centro de la Milla de los Museos hallamos este magnífico edificio que  contrasta con las instituciones que le rodean. El edificio en  sí mismo se convirtió en una obra de arte. Desde la calle, parece una cinta blanca  enrollada en forma cilíndrica. Internamente, las galerías forman un espiral.  Es una de  las últimas grandes obras de Wright, que se abrió al público después de su muerte.

Si hemos de elegir un destino para ver la obra de Frank Lloyd Wright os aconsejamos  Chicago,  además lo podemos combinar con la visita de otros emblemáticos edificios.

+info:

http://www.franklloydwright.org/

http://gowright.org/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.